No me identifico en Zaragoza.

Hace ya unas semanas se hizo una Asamblea para presentar la Campaña Stop Identificaciones.  Os contamos, a continuación, lo que allí se dijo.

Presentación, sentido, motivación, inspiración:

Partiendo
de la realidad de un proceso represivo de baja intensidad y que
desarrolla medios de persecución y amedrentamiento más sútiles que la
carga policial en una manifestación o la paliza en medio de la calle
que, por otro lado, se siguen dando.
Hablamos
de la sanción administrativa, de la multa como castigo individualizado,
silencioso que se comunica un tiempo después de los hechos a partir de
identificaciones policiales, muchas veces, aleatorias, hechas en actos
de protesta, manifestaciones, concentraciones en la que expresamos los
múltiples motivos para protestar en estos momentos en los que la mayoría
de la población sufre las consecuencias de una crisis de la que no
somos culpables.
También
comentamos la pasividad con la que venimos viviendo estas
identificaciones indiscriminadas que generan indefensión, miedo y que
muchas veces afectan a personas que no están organizadas en grupos o
colectivos, pero que, un día, en su casa, reciben una notificación con
una multa de 300 euros, porque un día se les ocurrió ir a una
manifestación o algo parecido.
Recordamos
la inspiración que nos proporciona la campaña realizada en Madrid que nos ha
aportado un manual de actuación que nos sirve de orientación:
La cuestion legal:
  Profundizamos en las cuestiones
legales y en la diferencia entre la obligación de tener el D.N.I. y la
obligación de llevarlo: no es obligatorio llevarlo, pero si lo llevas es
obligatorio mostrarlo, si las fuerzas de seguridad lo requieren.  Quién
dice el D.N.I. dice cualquier tipo de documentación identificativa.
Valoramos
que es importante mantener un criterio común y colectivo en la forma de
actuar: firmeza, calma, no responder a provocaciones y arropar a las
personas señaladas por las fuerzas de segridad
También
nos aclaramos con la realidad de que es posible que no podamos impedir
que sigan llegando multas pero, podemos generar un conflicto ante esa
represión, no aceptarlo pasivamente, difundir que protestamos en
ejercicio de nuestros derechos fundamentales, porque sufrimos las
consecuencias de una crisis que no hemos provocado y se nos castiga y
reprime por ello.  
Como
forma de desobediencia civil, exige difusión, apoyo colectivo, aunque
también es importante no ampliar los hechos por los que podemos ser castigad@s.  Sabemos que la Policía siempre se puede inventar algo,
pero lo legal es que por no llevar el D.N.I. no nos pueden detener.  No
es obligatorio llevar el D.N.I.; nos pueden trasladar a Comisaria, pero
no estamos detenid@s.  Queremos generar situaciones
en las que cualquier persona pueda hacer esto y no sentirse indefensa o a
merced de la policía; sentirnos fuertes y seguros de lo que decimos y
hacernos.  Si, a pesar de todo, la situación empeora, en el marco del conflicto social abierto, tendríamos  nuevos argumentos para denunciar el papel represivo de las fuerzas de seguridad, la falta de derechos y la realización práctica de un estado policial que se limita a castigar a quien sufre las consecuencias de sus políticas de recortes, privatizaciones…
Arrancar, empezar:
Después continuamos con la manera de empezar, como arrancar la Campaña que se vea que se está haciendo algo concreto sobre esto.
Nos parece importante generar una actitud
de desobediencia que se extienda a todas la
organizaciones y grupos que están organizando acciones de calle en este
momento, muchas veces sin querer ni poder comunicarlas a la autoridad,
sin la “legalidad” detrás.  Queremos generar  actos
informativos, charlas en barrios y con colectivos que salen a la calle y
organizan acciones de calle.  Todo tipo de iniciativas
encaminadas a informar y sensibilizar sobre el tema pueden ser bienvenidas. 
Las
personas que estábamos por allí si que nos comprometíamos ya a ir
poniendo en marcha esta campaña y a no llevar identificación cuando nos manifestemos por nuestros derechos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *