Nueva multa contra la protesta social. Sancionado Antonio Aramayona por protestar contra la política educativa del Gobierno.

Es evidente que la intervención de ayer de Marea Ciudadana, en las Cortes de Aragón, no ha debido generar reflexión de ningún tipo en el Delegado del Gobierno, tampoco lo esperábamos.  Sin embargo, la noticia de esta nueva sanción a una persona por protestar resulta especialmente escandalosa por el carácter de la misma.  La Delegación del Gobierno en Aragón ha multado a un exprofesor de
instituto tras permanecer apostado dos horas diarías a lo largo de 120
días ante el portal de la casa de la consejera de Educación en Zaragoza,
en protesta por la política educativa. Es Antonio Aramayona que ha comunicado su intención de no pagar y de no alegar.  Ha sido multado por “presunta responsabilidad en negativa a abandonar el
portal de la consejera de Educación a requerimiento de los agentes
denunciantes, el día 23 de octubre”, y con un importe de 300,51 euros,
según escribe en su ‘diario de un perroflauta motorizado’
Aramayona permanece desde hace cuatro meses dos horas diarias, de lunes a
viernes, ante el domicilio de Serrat en una calle céntrica de Zaragoza
y, con su silla de ruedas, se ha convertido en un punto de referencia al
que acuden ciudadanos para saludarle o hacerse una foto con él y sus
carteles que renueva periódicamente.
Expresamos nuestra apoyo a Antonio Aramayona y denunciamos, una vez más, la actuación de Gustavo Alcalde, Delegado del Gobierno que vuelve a utilizar torticeramente la ley para coartar los derechos fundamentales de las personas.  No hay en sus actuaciones ningún resquicio de preocupación por el bien común o el interés general, sino la preocupación por la salvaguarda de su partido y de las políticas de su partido.  Vuelve a olvidar el contexto de crisis en que nos movemos, la situación y las motivaciones que viven las personas que protestan y su único objetivo vuelve a  ser el de meter miedo, asustar y amedrentar para imponer por la fuerza sus políticas.
Es evidente que actuaciones coherentes y convencidas como las de Antonio Aramayona y de otra mucha gente no se van a ver intimidadas por esta arbitraria actuación y sólo sirven para poner en evidencia a un Gobierno que ha perdido toda la credibilidad para  la gente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *