CONCIERTO CONTRA LA REPRESIÓN. Homenaje a Rubén Martínez, “Cambalacho”. Orxata Sound System.

En la Semana Cultural de la Madalena, como el año anterior, organizamos un Concierto contra la Represión, ahora, más que nunca,  mucha gente está
pendientes de cumplir sentencias de cárcel, pago de multas cuantiosas o
juicios aberrantes: Carlos y Carmen, en Granada, Antonio, Marisol y Marga, en Zaragoza,
Ana y Tamara, en Pontevedra, en Logroño, en Cuenca, en Can Vies y en tantos otros
lugares la vida de muchas personas está pendiente de las decisiones de
unos gobernantes incapaces de respetar los derechos de las personas,
cuando el ejercicio de los mismos se muestra incompatible con el
desarrollo de su proyecto político marcado por la desigualdad y la
injusticia.  
Celebramos que la lucha social no es delito, con un Concierto y mucha música: Orxata Sound System  y los DJ’s Maño del Año y Pendejo, el Viernes 20 de Junio, a partir de las 20 h. en la Plaza de San Agustín. 
Todo ello en medio de un montón de actos y actividades que muestran la vivacidad y participación de un barrio que presenta la Semana Cultural de esta manera: 
Queremos contaros cual es la dinámica y la esencia de estas fiestas
de barrio que llamamos “Semana Cultural de La Madalena”, y que van por
su 27 edición.
La iniciativa surgió de organizaciones culturales y vecinales a
finales de los años 80, y desde sus inicios la idea es que los
colectivos que trabajan haciendo barrio, ofrezcan durante la
semana actividades para disfrutarlas entre todos, crear redes, darse a
conocer, y celebrar fiesta y dar vida a los espacios públicos que
compartimos cada día.
Es un esfuerzo que debemos agradecer y valorar, que obliga a salir de
la dinámica de cada cual, para integrarse en un común que formamos
todos los que participamos de la asamblea de organización de las
fiestas.
Una condición importante es que el acceso a las actividades sea
gratuito para todo el vecindario. Para poder hacer frente a los gastos
derivados de algunas actividades (como los conciertos) se ponen barras,
la gente de los colectivos aporta su trabajo voluntario (sin cobrar), y
con lo que sale, se paga el sonido, las bandas (cuando quieren
cobrar, que a veces actúan gratis para colaborar con la Semana
Cultural), las cenas de los músicos…etc. Si las cosas salen muy bien y
sobra algo de dinero, este se reparte entre los colectivos que se lo han
currado. Unas perras que ayudan a mantener los proyectos comunes. Nadie
se embolsa nada.
Otra condición para organización estos eventos es que haya una
relación previa y de confianza con los colectivos que componen la
Asamblea. Esto es fundamental, puesto que es la Asociación Vecinal la
que asume la responsabilidad frente al Ayuntamiento, de todas las
actividades que requieren los pertinentes permisos.
En estos tiempos en los que el mercado devora todo lo que respira, puede
resultar sorprendente que tal montón de actividades y propuestas se
hagan sin interés económico, huyendo de patrocinios comerciales y con un
modelo autogestionado y solidario. Pero esa es la grandeza de nuestra Semana Cultural y así queremos que siga siendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *