La criminalización de la protesta ciudadana: un caso entre tantos. 25 de Sept. 11’50 Ciudad de la Justicia

Como ya contábamos en este blog, en Junio http://derechoscivileszgz.blogspot.com.es/2014/06/recurso-contra-la-impunidad-y-el.html el próximo día 25de septiembre a las 11,50h se celebrará el juicio Contencioso Administrativo interpuesto contra el Delegado del Gobierno en Aragón, por una multa impuesta a José V. al ser identificado en una cacerolada pacífica ante la sede de Bankia en la plaza Aragón de Zaragoza, en el mes de junio de 2012.

Compartimos la demanda de
José, sancionado injustamente por dejar una octavilla informativa en una
oficina bancaria. Como él mismo explica y como sucede en muchas otras
ocasiones, los hechos
aducidos para la sanción son absolutamente falsos:“..alterar gravemente
el orden público …. en
el desarrollo de una concentración no comunicada e intentar producir
daños en la fachada de una entidad bancaria ….”.  El Ministerio del
Interior alienta la falsa denuncia policial, rechaza el recurso
administrativo, y hace firme una injusta sanción de 302 €. Contra esta
arbitrariedad, se acude a los tribunales de justicia, confiando en la
dudosa posibilidad de que se haga justicia.

Sabemos que todos los
días se ejerce la burorepresión contra la ciudadanía, se criminaliza la
protesta. Sabemos que las actuaciones policiales son arbitrarias y
queremos mostrar nuestra repulsa a la coerción que sufrimos. Esta vez,
alguien agotará las vías legales, no se quedará callado. Aunque no
sepamos el dictamen del Tribunal, nosotrxs sabemos que su actuación fue
legítima y que la sanción es injusta.

Este jueves ¡todxs con José! ¡Nos tocan a unx, nos tocan a todxs!

El propio afectado nos explica:
Como en muchas otras ocasiones, son absolutamente falsos los hechos aducidos para la sanción:“..alterar gravemente el orden público …. en el desarrollo de una concentración no comunicada e intentar producir daños en la fachada de una entidad bancaria ….”.  El Ministerio del Interior alienta la falsa denuncia policial, rechaza el recurso administrativo, y hace firme una injusta sanción de 302€. Contra esta arbitrariedad, se acude a los tribunales de justicia, confiando en la dudosa posibilidad de que se haga justicia.

Tras el franquismo se logra el reconocimiento de los Derechos Civiles, y el libre ejercicio de los mismos. Mientras la ciudadanía, el pueblo, no hace demasiado uso de ellos frente al poder, queda muy “moderno” dichos reconocimientos. El problema viene cuando la gente se empieza a indignar ante el mal gobierno que sufre, ante el robo del dinero público, ante el desmantelamiento de servicios públicos esenciales, ante el robo del salario a los pobres para dárselo a los ricos…. Y si la ciudadanía empieza a protestar y a exigir, a enfrentarse al poder, hay que “convencerla” de que los Derechos Civiles hacen “bonito”, pero no son para utilizarlos contra la Banca o contra los gobiernos. 

Y para eso se utiliza a las policías, que de llamarse “cuerpos de seguridad ciudadana” pasan a ser cuerpos de seguridad del Estado (de su Estado, del de los poderosos). Y el miedo a la pérdida de sus privilegios lleva al gobierno actual a promover una Ley de “Seguridad” Ciudadana y una Reforma del Código Penal, que aumentan la represión contra el pueblo y criminalizan el uso de los Derechos Civiles.
Y también se intenta cortar el acceso del pueblo a la Justicia, imponiendo unas tasas judiciales desorbitadas, aplicando una muy dudosa presunción de verdad de la policía, controlando los órganos de gobierno judiciales, etc… para hacer trizas la utopía de un poder judicial independiente y justo.
Desde el grupo de Derechos Civiles-15M de Zaragoza apoyamos la demanda de José V. de que le sea retirada la injusta multa.  Llamamos a acompañar al compañero el día del juicio, a mostrar la repulsa ante la arbitrariedad policial y ante la criminalización del ejercicio de los Derechos y Libertades Civiles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *