10.000 euros por defender nuestros derechos.

Estos días se visibiliza en las Barras Indignadas del Solar del Conejo  el proceso abierto contra varias decenas de personas que el pasado 1º de Mayo fueron identificadas mientras se manifestaban en la Calle Don Jaime, con motivo de la última huelga de los trabajadores de FCC, de Parques y Jardines   En estos momentos más de 40 personas están pendientes de sanciones económicas que suman entorno a los 10.000 euros y que son una muestra más de esta transformación del Estado del bienestar pequeñito que teníamos, a un Estado enteramente dedicado al castigo y al control social por encima de cualquier derecho por muy reconocido que pueda estar por las leyes.  El próximo Martes 14 de Octubre, a las 19.30h Concentración en la Delegación (ZGZ) contra las  multas a jardinerxs. ¡Basta de represión contra lxs que luchan!

Difundimos el escrito que desde esas Barras Indiginadas ha  empezado a hacerse público:

El pasado 1º de Mayo, durante la última huelga de los trabajadores de FCC de parques y jardines, un grupo de personas fue identificado de modo indiscriminado por parte de la Policía Nacional a su paso por la Calle Don Jaime.  La tensión creciente ante una huelga que acabaría por extenderse durante treinta días, así como el temor a posibles concentraciones frente al domicilio del número dos del consistorio zaragozano y último responsable del conflicto, Fernando Gimeno, llevaron a una actuación policial desmedida.
Hasta la fecha, más de una veintena de las personas identificadas ha sido acusada de “desórdenes públicos” por parte de la Delegación del Gobierno.  Sin embargo, en ningún momento se produjeron tales desórdenes, los manifestantes protagonizaron un acto pacífico de protesta en el que  ejercieron el derecho a la libertad de expresión.  Ni siquiera se cortó el tráfico.  Es más, el mismo Fernando Gimeno expresaba públicamente al día siguiente del acto que el asunto carecía de importancia.
La Delegación del Gobierno vueve a protagonizar así la vulneración del derecho a la libertad de expresión.  De nuevo, los responsables directos e indirectos de la crisis económica y los que se benefician de ella, de la precarización laboral, de los recortes sociales o de las privatizaciones de los servicios públicos buscan acallar las protestas mediante su criminalización.  Como ya ocurrió hace unos meses con las protestas de Stop Desahucios o de Antonio Aramayona, la respuesta del Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, es una vez más la represión.  
Por ello, exigimos la dimisión del Delegado del Gobierno y la liquidacíón de los procesos abiertos a cuantos ejerzan su derecho a la protesta.  
BASTA DE REPRESIÓN – GUSTAVO ALCALDE DIMISIÓN
¡NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA LUCHA OBRERA!
¡NO A LA CRIMINALIZACIÓN DE LA PROTESTA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *