Manifestación para el 9 de Mayo, a las 12 h. desde la Plaza de San Miguel. Fuera fascistas de nuestros barrios. Convoca PAZ.

Nueva iniciativa de la Plataforma Antifascista de Zaragoza para este Sábado para pedir el cierre del mal llamado Hogar Social de Las Fuentes, sede de grupos fascistas que hacen del racismo y la xenofobía su razón de ser.

Se exige también la libertad de Richi y Juan, encarcelados desde el pasado 28 de Febrero por participar en una manifestación antifascista contra este local nazi, así como el archivo de las causas abiertas contra ellos dos y contra las otras ocho personas que tienen proceso abierto por los mismos hechos.  Sobre Richi y Juan podéis escribirles a la siguiente direccion: 
Ricardo García
Madorrán  – Juan Diego Villalobos Lugo
Centro Penitenciario, Autovía A-23, Km
328
50800 Zuera (Zaragoza)
También es válida  esta otra:
Ctra. N-330, Km. 539
50800 – Zuera (Zaragoza) 
MANIFIESTO 9-M
Un día más, la Plataforma
Antifascista de Zaragoza se manifiesta contra el fascismo, el
racismo, la intolerancia y el odio. Un día más, salimos a la calle
para denunciar el inquietante crecimiento de grupos de ultraderecha
que, dispuestos en una constelación de organizaciones neonazis
adaptadas a los tiempos actuales, actúan impunemente en nuestras
calles, inmiscuyéndose sigilosamente en el tejido político,
asociativo, juvenil, social, ecologista y virtual que nos rodea,
siempre con la intención de ganar en las urnas.
De
un tiempo a esta parte, en el albor de esta crisis, somos testigos
del renacimiento de manifestaciones racistas y neonazis que
pervierten el Estado de derecho. Sufrimos, con la incredulidad de
quienes creen y luchan por un mundo solidario y diverso, la ocupación
por parte de grupos del mundo neonazi de de un edificio en el barrio
de las Fuentes, sin que nuestras instituciones muevan un solo dedo
por cerrarlo. Un grupo neonazi y racista que vulnera con sus actos el
principio constitucional de igualdad de trato, que utiliza el hambre
para generar discordia y enfrentar a quienes menos tienen por un
puñado de alimentos, que discrimina a los inmigrantes por el mero
hecho de serlo, que hace una utilización maniquea de prejuicios
exacerbados para atentar contra quienes portan un distintivo que los
estigmatiza, culpabilizándoles además de ser como son, incluso de
sufrir la violencia a la que diariamente son sometidos.
Las
Fuentes es, por naturaleza, un barrio obrero que se ha visto azotado
por la crisis económica, político-institucional y social como
tantas otras zonas de nuestra ciudad. Esta alarmante realidad
configura un desalentador panorama que ha generado un escenario
favorable a la xenofobia, buque insignia que abre las puertas a otras
formas de intolerancia como el antisemitismo, la homofobia, la
disfobia, la islamofobia o la aporofobia, entre otras. Ante esta
ocupación, en el barrio se está señalando a quien se posiciona
contra esta injusticia, se están generando problemas de convivencia
entre quienes lo habitan y están aumentando preocupantemente las
manifestaciones racistas en un lugar que, hasta ahora, siempre ha
dado la bienvenida a todas las personas que fomentaban la convivencia
y la integración.
De hecho, en febrero fuimos
testigos de la detención y encausamiento de varios jóvenes que,
ante la ausencia irresponsable de reacción institucional adecuada,
decidieron luchar contra estas manifestaciones de fascismo y de
racismo que se estaban produciendo. Nuestros compañeros Juan Diego y
Richi, aún en prisión provisional, así como a otros
¿ocho/diez/once? compañeros, están pendientes de juicio por
enfrentarse contra quienes celebraron en este edificio un concierto
neonazi de música RAC, música de odio que incita a la violencia y
ataca principios fundamentales como la libertad, la igualdad, la
justicia, la solidaridad y la tolerancia.
Además, la ciudad de Zaragoza está
viendo como aumenta el número de víctimas de delitos de odio
motivados por el rechazo y la aversión a quienes provienen de otro
lugar, a quienes son o parecen homosexuales, a quienes profesan una
religión minoritaria o a quienes tienen ideas izquierdistas o
libertarias, entre otros muchos grupos de personas que no pertenecen
a su ideal de ser humano.
El racismo, la xenofobia y la
intolerancia ponen en cuestión valores democráticos sobre los que
se ha estado construyendo nuestro ideal de sociedad intercultural y
democrática, una sociedad que es un mundo, un mundo que es un crisol
cuyo respeto a las diferencias y principio de igualdad son dañados
por manifestaciones fascistas y racistas, que atacan la dignidad
intrínseca de la persona, al valor en sí de los seres humanos.
Pero por mucho que las
instituciones miren hacia otro lado, por mucho que hagan por callar
nuestra voz o que nos digan que el fascismo es cosa del pasado,
estamos aquí para decir bien alto que nuestros compañeros
encausados son la prueba más dolorosa y evidente de este avance,
pero que no están solos.
No vamos a dejar ni un solo espacio
de acción a los partidos políticos neonazis que hacen del miedo su
estrategia y del odio su bandera, que emplean la falsa caridad como
anzuelo y la violencia como herramienta.
Estamos
aquí para gritar que no queremos en nuestros barrios “hogares”
ocupados por quienes promueven una caridad que fomenta la
discriminación y el odio racial, xenófobo, antisemita, homófobo e
intolerante.
Nos manifestamos para desenmascarar
a los sindicatos estudiantiles neonazis que aprovechan el descontento
de una juventud sin futuro para crear adultos que antepongan himnos y
banderas sobre la inmensa y rica diversidad humana, sobre los
Derechos fundamentales, sobre los valores democráticos.
Estamos aquí para señalar a los
grupos ultras que jalean en los estadios de fútbol consignas que
pisotean la dignidad de quienes nacieron en el extranjero, de las
mujeres, de quienes tienen una orientación afectivo-sexual diferente
o de quienes tienen una ideología de izquierdas o libertaria.
Denunciamos que el ecologismo no
será utilizado como excusa patriota para adueñarse de un legado
natural que pertenece a la Humanidad, pues no es sino fruto de
nuestra generosa y mancillada Madre Tierra.
Condenamos cualquier tipo de acto
que fomente, promueva o incite directa o indirectamente al odio,
hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte
del mismo o contra una persona determinada por prejuicios racistas,
antisemitas u otros referentes a la ideología, etnia, origen
nacional, condición económica o identidad afectivo-sexual.
Rechazamos y condenamos a quienes niegan, trivializan o enaltecen los
delitos de genocidio y de lesa humanidad.
Solicitamos la puesta en libertad
de Richi y Juan Diego y la absolución de las personas encausadas por
culpa de la inoperancia de las instituciones.
Reivindicamos que el edificio
ocupado por quienes practican la xenofobia sea desalojado y las
personas que los promueven sean procesadas por incitación al odio
contra las personas inmigrantes.
Exigimos la dimisión del
Subdelegado del Gobierno que ha permitido la proliferación de
manifestaciones racista y violentas.
Las ideologías excluyentes no
tiene cabida en una ciudad diversa, construida para todos y para
todas, y desde aquí queremos ser, queremos que seas, la respuesta
ciudadana ante la nueva estrategia de odio.
¡FUERA FASCISTAS DE NUESTROS
BARRIOS, NO A LOS HOGARES RACISTAS!
¡LIBERTAD
PARA JUAN DIEGO Y RICHI!
Desde hace unos días hay una recogida de firmas para pedir su libertad: 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *