20 de Septiembre a las 20 h Pza del Pilar, frente a Delegación del Gobierno. #JusticiaParaMiguelÁngel

Volvemos a la calle para exigir Justicia para Miguel Angel, el próximo 20 de Septiembre a las 20 h Pza del Pilar, frente a Delegación del Gobierno.

¿DÓNDE ESTÁ EL VIDEO?

¿QUÉ FUE DE LAS IMÁGENES?

¿QUÉ OCURRIÓ EN COMISARÍA ENTRE EL 4 Y EL 6 DE ABRIL?

¡JUSTICIA PARA MIGUEL ÁNGEL!

Miguel Ángel Fernández murió en comisaría el 6 de abril de 2016, dos días después de su detención. A día de hoy, el juez aún no ha recibido las videograbaciones completas de lo ocurrido en las dos comisarías donde Miguel Ángel pasó los últimos dos días de su vida. El abogado de su familia ha pedido hasta 6 veces las imágenes en poder de la jefatura superior del CNP en Aragón, sin respuesta por parte de tan respetable entidad defensora de la ley y el orden. Al parecer, algo le ocurre “al disco duro de las imágenes originales”, según recogía el Heraldo de Aragón el pasado 4 de septiembre. Hablan de “muerte súbita por edema pulmonar agudo”, pero seguimos sin saber demasiadas cosas. Entre ellas:

¿Por qué casualidad hay un “desfase horario” de casi 15 minutos “por motivos técnicos” entre las imágenes de las zonas comunes y el calabozo de la comisaría de Delicias?

¿Por qué se trasladó a Miguel Ángel tantas veces para recibir asistencia médica y cuál fue el trato dispensado en todas esas salidas?

¿Por qué pasó entre 6 y 9 horas muerto en un calabozo de la comisaría de Ranillas?

Desde el primer momento, la muerte de Miguel Ángel se explicó oficialmente como resultado de causas naturales, sin mucho más detalle. Durante dos días de detención, fue trasladado a distintos centros hospitalarios sin que se sepa el motivo ni el tratamiento recibido. La propia versión oficial habla de muchas horas de detención, cuando podría haber sido trasladado al Juzgado mucho antes. Sin embargo, pese a todo lo que acabamos de explicar, muchos medios se dedicaron a subrayar su “historial delictivo”. Como si la gravedad de una muerte bajo custodia policial dependiera de la buena o mala imagen de la persona fallecida. Como si hubiera vidas que, a ojos de la administración del estado y de los medios de comunicación, tuvieran menos valor que otras. Como si hubiera personas que “merecen morir”, “se lo han ganado” o, como mínimo, “no merecen nuestra atención”.

La familia presentó la correspondiente denuncia. La Asociación Libre de Abogados y Abogadas de Zaragoza se encuentra personada en la causa como acusación popular. Los miembros del Grupo Derechos Civiles apoyamos a la familia en su exigencia de justicia.  Invitamos a todas las personas a apoyar y difundir esta denuncia. Casos como este ponen en juego la vida digna de todos y todas. Toda muerte bajo custodia es, como mínimo, una muerte de la que las autoridades competentes son responsables, pues estas tienen obligación de garantizar los derechos fundamentales de las personas detenidas. Tenemos entendido que el derecho a la vida es, “de momento”, uno de ellos.

NO PREGUNTAMOS. TAMPOCO PEDIMOS

¡EXIGIMOS JUSTICIA PARA MIGUEL ÁNGEL!

conc-20-de-sept-de-2016

Ante este realidad, vuelve a estar más justificada que nunca el mantenimiento de estas concentraciones de protesta, así que ¡acude y difunde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *