¿Hay alguien ahí? Ni en Zaragoza ni en ninguna parte: Contra las vulneraciones de DDHH y la criminalización de su defensa.

Con la sincera intención de que, por una vez (que sería la primera), este grupo sea considerado como un interlocutor existente, válido y con voz propia por los mismos medios de comunicación que reproducen y difunden las noticias, acusaciones e injurias proferidas contra él por ciertos grupos políticos y organizaciones de derecha, extrema derecha y extremo centro, comunicamos que:

1 Nuestro trabajo se localiza principalmente en Zaragoza, de ahí que los destinatarios últimos de nuestras denuncias sean las instituciones competentes del Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno – pues ellas son las responsables últimas, legales y políticas, de los casos de violencia institucional que pudieran tener lugar en este territorio o de los abusos que pudieran involucrar a sus funcionarios o sus agencias de control penal.

2 Nuestro trabajo es absolutamente independiente de autoridades, instituciones, partidos o empresas. Es el mismo trabajo cualquiera que sea el color de cada gobierno. Cualquier alusión, insinuación o sugerencia a ese respecto nos utiliza como arma arrojadiza en los frecuentes ejercicios de manipulación y demagogia de partidos políticos (hemos podido comprobarlo repetidamente), además de entorpecer nuestra (legal y legítima) actividad desde dudosos intereses, maniobras y sobreactuaciones. Lo hemos repetido mil veces, pero podemos hacerlo mil y una, con respecto a la donación hecha pública por ZEC, de dos de sus miembros a DDCC: derechosciviles15mzgz.net, 28 enero 2016: En base a los principios básicos de funcionamiento apartidista del grupo, DDCC15Mzgz ha decidido devolver la donación recibida por ZEC.

3 Ningún funcionario público necesita que le defiendan ni protejan de nuestro trabajo: sus estatutos, sus regímenes disciplinarios, su sueldo y los medios dispuestos para el ejercicio de sus funciones componen el marco que asegura las condiciones para el desempeño de éstas. Para todo lo demás, esta Sentencia del Tribunal Constitucional:

Quienes tienen a su cargo la gestión de una institución del Estado deben soportar las críticas de su actividad, por muy duras, e incluso infundadas, que sean y, en su caso, pesa sobre ellos la obligación de dar cumplida cuenta de su falta de fundamento (STC 143/1991). Pero de ningún modo los personajes públicos pueden sustraer al debate público la forma en la que se presta un servicio público esgrimiendo la amenaza del ius puniendi del Estado contra todo aquél que divulgue irregularidades en su funcionamiento, siempre que éstas sean diligentemente comprobadas y sustentadas en hechos objetivos (STC 2/2001).

Y eso nos lleva al cuarto y último punto:

4 El contexto actual es de sobras conocido, y la política institucional no evita la tentación de mezclar los temas que haga falta en beneficio propio – desde la jornada represiva del 1-O en Catalunya hasta una “fiesta antirrepresiva” como las que llevan décadas celebrándose en todo el planeta durante décadas. En diferentes escenarios e intervenciones, el grupo municipal del partido Ciudadanos nos ha acusado (citamos) con las siguientes palabras: “tergiversa la realidad, miente con conocimiento de causa en beneficio propio y se sitúa en una estrecha franja en la que sus actuaciones pudieran considerarse delictivas”. G. de Miguel, portavoz del sindicato policial SUP en Aragón: “convocatoria sustentada en una incitación a la violencia y al odio sectario hacia todo lo que implique legalidad y a los cuerpos que velan por el cumplimiento de la ley. […] se trata de una fiesta organizada para incitar al odio contra los cuerpos policiales, incluida la Policía Local que es del Ayuntamiento” (ABC 10.10.17). J.I. Senao, concejal del grupo municipal del PP: “un acto en el que se incita al odio contra profesionales municipales” (ABC 10.10.17). “este acto de incitación al odio contra profesionales municipales […] todo tipo de expresiones que incitan al odio y la violencia […] la ciudadanía no puede permitir que se incite al odio contra funcionarios de esta casa” (Europa Press 10.10.17). “Se trata de hacer un akelarre contra los profesionales que velan por la seguridad […] una fiesta que incita al odio contra la policía […] No podemos confundir la libertad de expresión con actos que promuevan la incitación al odio y la violencia” (HoyAragón 10.10.17). Los sindicatos de policías, PP y Ciudadanos instaron al alcalde a que lo desautorice ya que se entiende como un acto de provocación que incita al odio contra los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad (El Periódico 11.10.17). PP pide que el alcalde desautorice la ‘Fiesta Antirrepresiva’ convocada por el 15M porque “incita al odio” (EP 10.10.17). A. Casañal, portavoz de Ciudadanos en materia de Policía Local: “actos que buscan desacreditar a la Policía y enfrentar a los zaragozanos” (20Minutos/ EP 10.10.17). Plataforma Aragonesa Ñ: “una organización antisistema, para promover una actividad que fomenta el odio a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado […] un acto que fomenta el odio y confrontación entre ciudadanos […] con este acto, se está tentando de nuevo a una confrontación directa, por lo que hacemos directamente responsables al equipo de gobierno municipal de lo que pueda suceder mañana. ¡VIVA ARAGÓN y VIVA ESPAÑA!” (Facebook 10.10.17).

“Cabe recordar que la Plataforma Aragonesa Ñ fue la encargada de difundir la concentración ultra celebrada en Zaragoza el pasado 1 de octubre, que fue legalizada por el partido de extrema derecha, Falange Española de la JONS. En esa concentración, miles de personas compartieron escenario con la Falange y vitorearon el discurso de su líder, Norberto Pico” (Arainfo 11.10.17). Curiosamente, las Cortes de Aragón aprobaron a los pocos días una proposición no de ley en la que se insta al delegado del Gobierno “a no autorizar la convocatoria de ningún tipo de acto en el que se fomente, se difunda o se incite al odio, hostilidad, discriminación o violencia por motivos racistas, xenófobos o de identidad sexual”, con los votos a favor de todos los partidos excepto del PP, que se abstuvo (ElDiario 16.10.17).

El tipo penal del 510 CP se define en base a la condición de la víctima del delito de odio, no por el autor. Por ello, […] lo relevante es el ideario de quienes fueron objeto de esas protestas. En otras palabras, para que un cuerpo policial sea víctima de un delito de odio “habría que asumir que la Policía cuenta con una ideología propia o que hace suya la del gobierno. Ambos supuestos son ilegales e inaceptables” (Daniel Amelang, https://www.elsaltodiario.com/conquista-derecho/cuerpos-policiales-delitos-de-odio).

Como consecuencia de todo ello, la comisión jurídica del grupo DDCC valora la posibilidad de interponer una querella por injurias y calumnias contra los responsables de tan graves, ofensivas y dañinas acusaciones del delito de incitación al odio.

Grupo DerechosCiviles15MZgz

Delitos de odio son estos:

http://crimenesdeodio.info/

http://www.empleo.gob.es/oberaxe/ficheros/documentos/Informe2015DelitosOdio.pdf

Defender los Derechos Fundamentales es esto:

https://www.coe.int/en/web/cpt

http://www.ohchr.org/SP/Issues/Torture/SRTorture/Pages/SRTortureIndex.aspx

http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/CAT/Pages/CATIndex.aspx

https://www.apt.ch/es/subcomite-para-la-prevencion-de-la-tortura/

http://ala.org.es/wp-content/uploads/2017/10/Relator-contra-la-Tortura-Uso-de-la-fuerza-al-margen-de-la-detenci%C3%B3n.pdf

https://directa.cat/document/informe-violacio-de-drets-civils-politics-catalunya-setembre-octubre-2017

https://sirecovi.ub.edu/

http://www.prevenciontortura.org/

http://derechosciviles15mzgz.net/

 

GRUPO DERECHOS CIVILES 155M ZARAGOZA

One thought on “¿Hay alguien ahí? Ni en Zaragoza ni en ninguna parte: Contra las vulneraciones de DDHH y la criminalización de su defensa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *