Derecho de manifestación.

Derecho de manifestación o puntualidad del tranvía.

Esta es nuestra crónica de un incidente con el tranvía en Zaragoza durante la manifestación contra la esclavitud (ni más ni menos):

Cualquiera puede pensar que una manifestación como esa gozaría de apoyo incondicional y absoluta compresión, o al menos de la suficiente como para esperar 10 minutos. Sin embargo, el pasado sábado en Zaragoza varios usuarios del tranvía mostraron su malestar por tener que esperar el paso de la marcha “contra la esclavitud” de la comunidad africana. Las autoridades competentes decidieron hacerles caso y, en lugar de proteger la marcha, intentaron hacer pasar el tranvía a la vez que la manifestación. Y este acabo pasando pese al riesgo que eso supone.

No sucedió nada grave, solo algunas situaciones tensas e incidentes. Más grave es que entre el “Derecho de Manifestación” y que varios usuarios del tranvía no esperasen, las autoridades decidieran priorizar a los últimos y permitir un riesgo innecesario para las personas que participaban en la marcha.

El sábado 9 de diciembre, la comunidad africana convocó una movilización “contra la esclavitud y la violación de los Derechos Humanos de las personas migrantes en Libia”. La manifestación salió de las 11h en Plaza Paraíso, cortó el Paseo Independencia sobre las 11:30h y llegó a la plaza de la Diputación Provincial a las 12h. En esos escasos 30 minutos de marcha se produjeron dos incidentes con el tranvía, incidentes perfectamente evitables si el Ayuntamiento hubiera cortado la línea – tal y como se hace al paso de una movilización.

El primero sucedió cuando la manifestación discurría entre plaza Aragón y plaza España. No se cortó la línea del tranvía y este pasó pegado a la marcha. Varios manifestantes expresaron su sorpresa ante tal hecho por el riesgo que supone y por lo extraño de la decisión.

El segundo sucedió cuando la manifestación pasaba al lado de un segundo tranvía, que estaba estacionado en la parada de Plaza España. Al paso de la marcha, una mujer increpó a los manifestantes diciendo que era “vergonzoso” y exigió a la policía que apartara la manifestación para que saliera el tranvía. Diversos manifestantes se giraron a contestarle, acercándose a las vías. Ante eso, los agentes (de la Local y de la Nacional) decidieron hacer caso a la “indignada”, marcaron un cordón entre la manifestación y el tranvía y permitieron que este saliese a escasos centímetros de la marcha – tal y como se observa en las fotos.

Con haber esperado 5 minutos más, la marcha habría llegado a plaza España y el tranvía habría salido sin problemas, pero se decidió priorizar la puntualidad del tranvía a la manifestación produciéndose esos incidentes.

¿Derecho de manifestación o puntualidad del tranvía? Todos y todas deberíamos tenerlo claro. Las autoridades también.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *