Las vidas negras importan, también en Zaragoza

Se cumple una semana de la Manifestación del 7 de Junio que, en Zaragoza, como en tantos otros lugares, recordó la muerte de George Floyd para convertirse en una expresión de la lucha antirracista protagonizada por quienes más directamente sufren el racismo, en todas sus dimensiones y en la vida diaria. El grito contra los abusos policiales, por la igualdad y por los derechos humanos llenó nuestras calles gracias a la organización que las propias personas afectadas fueron capaces de desarrollar. Queremos recordar este hecho, pubicando el manifiesto de la convocatoria y algunas imágenes de las que dieron forma y contenido a esta convocatoria que sirvió para mostrar que el antirracismo tiene voz propia en nuestra ciudad y que no se puede tolerar el racismo como una ideología más o como una forma de pensar que deba ser respetada. El racismo, desarrollado por el Estado como tal, por personas o por grupos es antihumano, violento y genera sufrimiento y destrucción y no puede ser respetado en ningúna de sus expresiones.

Comunicado de la Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente de España (CNAAE).

El domingo 07 de junio nos hemos concentrado en Madrid, Bilbao, Barcelona, Murcia, Málaga, Zaragoza y Valencia para denunciar el asesinato racista de nuestro hermano George Floyd a manos de Derek Chauvin, un supremacista blanco perteneciente al cuerpo de policía de Minneapolis.
Nosotras y nosotros, la comunidad negra, africana y afrodescendiente de España, personas del pueblo gitano, de Abya Yala, árabes, musulmanas y asiáticas, y resto de personas aliadas antirracistas, sabemos que este asesinato no es una cuestión puntual, sino que responde a la violencia histórica y estructural a la que son sometidas las personas negras en Estados Unidos.
El racismo institucional y social anti- negro no sólo es una cuestión de EE.UU. En diferentes partes del mundo, de manera diversa, vemos como el racismo institucional y social atenta contra las vidas negras, tanto de forma directa con el asesinato físico como de forma indirecta con las condiciones de pobreza estructural, explotación laboral y falta de oportunidades a las que somos sometidas. Hemos podido ver cómo el COVID- 19, no sólo ha servido para justificar la violencia contra los cuerpos negros como lo hemos visto en otros territorios, sino que también este virus ha golpeado duramente a nuestras comunidades dado que son nuestros cuerpos negros los que se encuentran en los puestos de trabajo más precarios, a los cuales se les niega el acceso a la sanidad y también a los que se encierran en viviendas paupérrimas situadas en barrios insalubres.

Esta situación de las personas negras a nivel mundial es una herencia directa del periodo de esclavización, secuestro y comercio de personas negras, del colonialismo y neocolonialismo. Nuestra denuncia va dirigida a todo un sistema que se construye desde la marginalización, explotación, criminalización y asesinato de nuestros cuerpos negros.
Por todo esto, no podemos dejar de relacionar el asesinato racista de George Floyd con las muertes de nuestras hermanas y hermanos en el Mar Mediterráneo, con las más de 15 personas negras muertas en Tarajal (Ceuta), con las muertes de Samba Martine, de Lucrecia Pérez, de Mame Mbaye, con la violencia contra un menor negro y dos mujeres negras por parte de dos policías locales de la Bisbal d’Empordà (Girona), con el resto de vidas negras arrebatas por el racismo institucional y social que hay en España. Asimismo existe una relación directa con las condiciones de pobreza y explotación laboral en las que vivimos gran parte de nosotras. Muchas sabemos que, aunque es una práctica ilegal, la discriminación en el ámbito laboral: negación de contratar a personas negras, discriminación respecto a la remuneración, a los plazos, condiciones y privilegios de contratación o la segregación o privación de oportunidades laborales por cuestiones relacionadas con la raza, el color, la religión, sexo o la nacionalidad; esta una práctica común en nuestro mercado de trabajo.
Llevamos décadas denunciando el racismo institucional y social que vive la comunidad negra, africana y afrodescendiente en España. Lo hicimos en el año 2016 en el Informe de la Sociedad Civil Africana y Afrodescendiente sobre el racismo en España, que se remitió al Sr. Pastor Elías Murillo, para su estudio por parte del Comité de Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial en su sesión del 26 de abril de 2016, en la ciudad de Nueva York. También se hizo constar en el informe que el Grupo de Trabajo de Expertos para los afrodescendientes de la ONU elaboró en el 2018 sobre la situación de las personas negras, africanas y afrodescendientes de España, donde se manifestó que:

  • Que la población negra corre el riesgo de ser señalada 42 veces más a menudo en los puertos y el transporte público, simplemente por el color de su piel.
  • Que la discriminación racial está presente en todos los ámbitos de la sociedad, desde los centros escolares hasta el mercado de trabajo, pasando por la vivienda, la sanidad y otros servicios sociales.
  • Que las personas migrantes negras son encarceladas en los Centros de Internamientos de Extranjeros, siendo ésta una violación de derechos fundamentales.
  • También su preocupación por las condiciones de insalubridad en las que viven los trabajadores migrantes africanos en los campos, particularmente los de Almería.
  • Asimismo manifestaron que la falta de datos desglosados por origen étnico o raza, condenaba a la invisibilización de la comunidad negra, africana y afrodescendiente, impidiendo encontrar soluciones eficaces contra el racismo, la discriminación racial y la exclusión social.
  • Igualmente su preocupación por la situación de las mujeres negras, disidencias sexuales, africanas y afrodescendientes, dado que ellas se enfrentaban a una triple discriminación: machismo, racismo y clasismo. Asimismo, señalaban que las personas negras en España se enfrentan a desigualdades y a múltiples formas de discriminación por motivos de raza, color, género, orientación sexual y creencias religiosas.
  • Además la necesidad de una revisión de la Ley de Extranjería con miras a ser más respetuosa con los derechos de las personas migrantes y solicitantes de asilo.
  • También el deber del Gobierno español de revisar asiduamente los libros de texto y otros materiales educativos para asegurarse de que reflejen con precisión los hechos históricos relativos a tragedias y atrocidades del pasado, en particular la esclavitud, la trata de personas africanas esclavizadas y el colonialismo. El Gobierno debe dar una mayor visibilidad a la historia y la cultura de los afrodescendientes a través de museos, monumentos, las artes visuales y otros medios.
  • Por último recomendó que el Gobierno de España debería apoyarse en un discurso nacional sobre justicia restaurativa para hacer frente a las injusticias históricas. En colaboración con la sociedad civil, las autoridades españolas deben aplicar plenamente el programa de actividades del Decenio Internacional, en torno a los tres temas del reconocimiento, la justicia y el desarrollo de los afrodescendientes.
    La denuncia de estas situaciones de discriminación racial se amplía en el comunicado que la comunidad negra, africana y afrodescendiente en España elaboró sobre la tercera sesión Examen Periódico Universal (EPU) del 22 de abril de 2020.

    Como se comprueba, la comunidad negra, africana y afrodescendiente de España, lleva años haciendo incidencia política para que nuestros derechos sean garantizados. Sin embargo, nos hemos encontrado con una clase política, tanto de izquierdas como de derechas, que ignoran nuestras demandas, las tergiversa o se pierden en el gesto político que no produce ningún cambio estructural.
    Hoy, una vez más, nos unimos para manifestar todo nuestro apoyo a la familia de George Floyd y a toda la comunidad negra de Estados Unidos que está tomando las calles bajo el grito de: sin justicia, no habrá paz.
    Nosotras, la comunidad africana, afrodescendiente, negra en España, saldremos a las calles para dejar claro, al igual que lo hicieron nuestros hermanos y hermanas, los chalecos negros de Francia: que el miedo tiene que cambiar de bando.
    Las vidas negras importan, no pararemos hasta erradicar el racismo estructural de nuestras sociedades. Verdad, justicia y reparación. Poder negro

DDCC contribuimos a la Manifestación con una guía rápida sobre derechos en manifestaciones que publicamos aquí por si son útiles para futuras ocasiones

Algunas imágenes y videos de la Manifestación:

Por nuestra parte, también recordamos muertes recientes de personas bajo custodia del Estado, algunas de las cuales fueron objeto de campañas de denuncia de DDCC o de grupos afines, así como por las propias familias

Por último, después de la Manifestación ya hemos tenido conocimiento de situaciones de abuso policial, de contenido racista, una de ellas con resultado de muerte que justifican la movilización social contra el racismo, también en el Estado Español.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Asociación para la Defensa y Promoción de los Derechos Civiles .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios planeasoluciones.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en el Aviso Legal.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.