Agresión racista durante el confinamiento

El pasado 23 de Junio publicábamos esta denuncia de una chica a la que la Policía había dejado sin móvil durante un fin de semana cuando intentaba grabar una intervención policial que le resultaba un tanto extraña. Llevábamos ya varias semanas de pandemia y veníamos constatando el protagonismo de la acción represiva del Estado durante la Alarma, frente a lo que debería ser un proceso de protección y cuidados ante una tragedia colectiva. Esa acción represiva se estaba cebando especialmente con las personas más vulnerables, con la gente precaria, sin trabajo o que dependen totalmente de un salario para sobrevivir, especialmente con personas racializadas que también trabajadoras son precarias o desempleadas.

La propia persona afectada describía lo sucedido:

«El pasado 29 de mayo sobre las 19h presencié una secuencia de abuso policial en mi comunidad. Asustada por la presencia de policía nacional y ante los gritos de una mujer racializada pidiendo ayuda porque la policía retenía a su madre en el interior de un edificio, me dispuse a grabar lo que estaba sucediendo, ejerciendo así el derecho a registrar los hechos como testigo de una situación en mi vecindad.

Después de haber sido reducida, finalmente se llevan detenida a la mujer que estaba en el interior del edificio y, tras grabar este momento, la policía interviene identificándome, requisándome el teléfono para llevarlo a un supuesto proceso judicial y llevándoselo sin darme sus identificaciones.

Ante un contexto como el que vivimos, bajo el estado de alarma que ha fomentado un considerable aumento de la presencia policial en las calles, parece que la impunidad de sus actos va también en aumento y cualquier signo de defensa ante ellos es suficiente para que el aparato represor quiera instaurar el miedo. Que la intimidación y abuso de autoridad ante estas situaciones no influya en nuestras acciones, ya que es nuestra responsabilidad responder y apoyar a nuestra comunidad ante situaciones de abuso por parte de la policía».

Unos meses después, el Colectivo Audiovisual de lo Común Koiné TV publicaba este “video-denuncia sobre una agresión racista en Zaragoza”:

En él, dos mujeres cuentan en primera persona la agresión que han sufrido. También hablan varias personas que presenciaron lo ocurrido. Resulta que se trata del mismo caso que se cita en la publicación anterior. Por fin comprendimos por qué la policía estuvo tan interesada en asegurarse de que nada de lo que allí había sucedido quedara grabado. Son dos mujeres inmigrantes, trabajadoras y arraigadas en nuestra ciudad. Habíamos pensado hacer una transcripción completa de lo que cuentan en el vídeo, pero creemos que sus palabras explican mejor lo ocurrido que cualquier otra lectura o interpretación. En su narración detallan que fueron ellas las que llamaron a la Policía y recibieron por respuesta una absoluta desprotección, un maltrato físico y psicológico, amenazas y burlas. Recomendamos la visión completa del vídeo y no asumirlo con resignación, sino plantearse una respuesta indignada y solidaria que, sin limitarse a la compasión, avance en la lucha organizada contra ésta y contra toda forma de violación de los derechos humanos.

Lo que podría haber sido una simple discusión de una comunidad de vecinos, de fácil resolución en otro contexto y que no habría requerido ninguna intervención policial, se convierte en una tragedia para una de las partes: dos mujeres racializadas que se ven humilladas, desprotegidas, maltratadas (ellas y su entorno familiar más cercano), que acaban trasladadas a Comisaría y ahora están acusadas de atentado a la autoridad. Serán juzgadas el próximo mes de Marzo. Desde ya, reclamamos su inocencia total. Denunciamos la agresión racista sufrida por estas personas. Les apoyamos en los procesos judiciales en los que están inmersas y vamos a contribuir a la denuncia pública del racismo institucional y social visible en la narración de lo ocurrido.

Ponemos estos hechos en el marco de lo que ha denunciado nuestro grupo y otras muchas organizaciones de derechos humanos en todo el Estado, durante toda la pandemia.

Destacamos el informe Crisis sanitaria COVID-19: racismo y xenofobia durante el estado de alarma publicado por Rights International Spain, que visibiliza el impacto de las medidas de confinamiento sobre la población racializada y el racismo institucional con datos recogidos hasta primeros de Mayo de 2020. Lo podéis descargar aquí:

Racismo y xenofobia durante el estado de alarma en España

El informe de Defender a Quien Defiende ha registrado más de 330 incidentes relacionados con la policía (identificaciones aleatorias, casos de trato verbal racista, amenazas, registros, cacheos, allanamientos de morada, retenciones y detenciones). Podéis descargarlo aquí:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Asociación para la Defensa y Promoción de los Derechos Civiles.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  planeasoluciones.com.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.