Los casos de los que hablábamos aquí:


y aquí:

han finalizado, por ahora con dos  multas de 150 euros, sin antecedentes y sin penas de cárcel, absueltos del delito de resistencia,  y sobreseimientos.
Por ahora, al menos, son dos buenas noticias que, a la espera de más noticias suponen una demostración que esta búsqueda de la mordaza permanente por parte de las autoridades tiene sus grietas y los imaginativos atestados policiales, no siempre son tan veraces como dicen.
No hay que confiarse  y sigue siendo importante la movilización y denuncia permanente, organizarse y tejer redes de solidaridad y apoyo mutuo. 
Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad